En este apartado se recogen las principales documentos técnicos, novedades y otras aplicaciones especificas que cada fabricante que SXS medioambiente proporcione en cada momento.

La finalidad de este apartado es poder proporcionar soluciones técnicas que vayan apareciendo en el mercado y que se hayan validado con éxito en diferentes sectores industriales, independientemente del tipo de producto o equipo.

 

DETECCIÓN DE FUGAS DE COMPUESTOS ORGANICOS VOLATILES (PID) EN INSTALACIONES DE ALMACENAMIENTO DE COMBUSTIBLE

DETECCIÓN DE FUGAS DE COMPUESTOS ORGANICOS VOLATILES (PID) EN  INSTALACIONES DE ALMACENAMIENTO DE COMBUSTIBLE - SXS
Logo marca

Descargas:

Descargar ficha técnica DETECCIÓN DE FUGAS DE COMPUESTOS ORGANICOS VOLATILES (PID) EN  INSTALACIONES DE ALMACENAMIENTO DE COMBUSTIBLE - PDF

DETECCIÓN DE FUGAS DE COMPUESTOS ORGANICOS VOLATILES (PID) EN INSTALACIONES DE ALMACENAMIENTO DE COMBUSTIBLE

Los propietarios y operadores de instalaciones de almacenamiento de combustible están sujetos a reglamentos y códigos de prácticas para evitar fugas de combustible al medio ambiente y garantizar una limpieza rápida y eficaz en el caso de una fuga. La contaminación ambiental puede derrames, sobrellenado de tanques de almacenamiento y corrosión o deterioro de tanques de almacenamiento - tanto por encima como por debajo del suelo. Una acción reactiva una vez que se ha descubierto una fuga importante es costosa y puede tener
graves consecuencias para la salud y el medio ambiente. Los modernos detectores PID de compuestos orgánicos volátiles (VOC), sin embargo, ofrecen un medio rentable de control de las instalaciones, permitiendo detectar las fugas antes de que un problema menor se convierta en un incidente importante.


Introducción
El combustible es una sustancia intrínsecamente peligrosa, siendo altamente volátil y fácilmente inflamable dentro de su fase de vapor. Esto hace que las fugas de combustibles sean altamente peligrosas cuando están presentes fuentes de ignición, así que los dueños y los operadores de las instalaciones del almacenaje del combustible emplean medidas de seguridad para garantizar que se detecten fugas antes de que las cantidades de combustible puedan causar una explosión. Sin embargo, las fugas mucho más pequeñas pero igual de graves que pueden pasar desapercibidas durante largos períodos, conducen a importantes problemas ambientales y de salud. Los hidrocarburos aromáticos tales como el benceno y el tolueno son carcinógenos conocidos, mientras que otros hidrocarburos y aditivos de gasolina representan también importantes riesgos para la salud.


La necesidad de un control regular
Una investigación internacional en 1990 estimó que de los millones de tanques subterráneos de almacenamiento de combustible y de productos químicos, hasta el 25% de ellos podría estar goteando en mayor o menor grado. Si los componentes peligrosos de la gasolina, como el benceno, penetran en el agua subterránea, entonces existe un mayor riesgo de contaminación de los suministros de agua. En los tanques de almacenamiento de combustible por encima del suelo, donde existe un elevado potencial de fugas debido a la degradación, daño o corrosión, existe el riesgo de que el benceno y otros productos químicos sean liberados al aire.
El benceno es un producto químico particularmente peligroso: los efectos de una alta exposición, incluyen dolor de cabeza, mareos, náuseas y cansancio, mientras que la exposición a largo plazo de niveles excesivos es una causa directa de la leucemia. También ataca el hígado, los riñones, pulmones, corazón y cerebro, y puede causar rotura de la cadena de ADN y daño cromosómico. Los aditivos para la gasolina como los productos químicos anti-knock son también carcinógenos. Así que mientras una fuga grande de gasolina podría causar una explosión y podría ser detectada y olfateada fácilmente, una pequeña fuga podría no ser detectada y podría plantear un riesgo de salud importante: con el Benceno, la legislación regula los límites de exposición no sean superiores a 1 ppm durante un promedio de ocho horas diarias, o 5 ppm durante 15 minutos.
Los tanques modernos y tuberías están equipados con sistemas de detección de fugas, pero no siempre es fácil económicamente reemplazar un tanque existente que es perfectamente reparable, y ciertamente reemplazar los tanques de almacenamiento subterráneos existentes es extremadamente costoso. Por lo tanto, es esencial detectar cualquier fuga antes de que se convierta en un problema importante.


Monitoreo de instalaciones utilizando el detector portátil TIGER VOC PID de IONSCIENCE
Los analizadores PID, como el PhoCheck Tiger de Ion Science, proporcionan una solución simple y rentable para el control regular de las instalaciones de almacenamiento de combustible. La tecnología de detección por fotoionización (PID) ha sido demostrada como ideal para detectar compuestos orgánicos volátiles y otras sustancias químicas peligrosas a niveles de ppb.
El detector portátil de COV de IONSCIENCE  PHOCHECK TIGER es un robusto instrumento de mano que proporciona una dinámica un rango de detección desde 1ppb a 20,000ppm, ofreciendo el rango de detección más amplio de cualquier detector de COV del mercado. EL Detector TIGER emplea un avanzado y patentado sistema (Fence Electrode) para ofrecer una mayor resistencia a la humedad y la contaminación. Listo para usar, no requiere
complejos procedimientos de configuración, y proporciona la mejor detección de VOC y funciones de software disponibles.

Los detectores PID de Ion Science han sido verificados por organismos independientes como la tecnología PID de mejor rendimiento disponible en la actualidad.
El mejor resultado siempre será un resultado de contaminación cero, pero un monitoreo regular significa que la protección ambiental nunca se deja al azar.